¿Por qué disfrutar me hace sentir culpable en las vísperas navideñas?

¿Por qué disfrutar me hace sentir culpable en las vísperas navideñas?

Depresión Navideña

Se acerca la navidad y yo sólo pienso en lo triste que será sin él o ella, me olvido que tengo
el derecho de disfrutar porque tengo vida.

Para muchas personas esta época es de felicidad, dar y recibir amor, compartir, estar en
familia y disfrutar junto a ellos un momento agradable y construir un bonito futuro recuerdo,
para muchos otros puede ser una época gris y de constante dolor, esta pequeña gran parte
de personas, son aquellos que durante el año han pasado por una de las experiencias más
difíciles, el haber perdido a alguien importante.

Y es justo en esta época, una época de reflexión que esa pérdida se acentúa, gracias al significado y a los eventos
familiares a los que por tradición tenemos que asistir, reuniones en donde claramente faltará
ese alguien importante.

Sin duda, donde exista un duelo por la pérdida de alguien, habrá sufrimiento, la persona
doliente se sentirá acompañada por el dolor, la tristeza, la desilusión e incluso
desorientación, sin olvidar a la culpa e ira por siquiera pensar en vivir un momento de
tranquilidad y felicidad.

Es importante que entendamos que aunque él o ella, se haya ido, nosotros seguimos aquí,
tú sigues vivo, y aún tienes mucha familia, muchas personas que te aman, con la que
mereces compartir.

Vamos a romper con los mitos que existen.
No puedo disfrutar porque estoy de luto y el difunto se enoja. sé que pensarlo puede
ser doloroso, pero es necesario, todos tenemos que volver a vivir sin esa persona, sin su
presencia, con su recuerdo, tenemos que continuar nuestra vida, porque, aunque el dolor
esté presente, la vida no para, tú vida continua.

¿Qué sucede con el sentirme culpable por disfrutar sin él o ella?. Sé que el sentirte
culpable de disfrutar puede ser tan grande que no te permites hacerlo, pero sabes qué,
tienes que aprender a disfrutar sin él o ella, tú aún estás aquí, aún vives y sin él o ella tú tienes que disfrutar tu paso por esta
vida, si, el tienes es un derecho tuyo, siendo honestos, él o ella dónde quiera que esté, se sentirá feliz por ti al ver que estás
aprovechando tu vida.

No hay mito más peligroso que el pensar en no hablar de él o ella, porque causa dolor. Hablar de quién se ha ido no es malo, ni incorrecto,
como muchos piensan, al contrario, hablar de esa ausencia te permitirá ver tu realidad, esa
realidad dolorosa sin él o ella.

Así que, en familia, nombra e inmortaliza a esa persona
amada trayendo sus recuerdos de aquello que hacía, sin miedo a causar dolor.

Recuerda
que el dolor ya está ahí, el recordar funciona como una vía de escape y el llorar su perdida te purifica, lo más importante es que aprendas a vivir con su ausencia.

 

Si quieres saber más, escríbenos a info@tanatologiapachuca.com, comunícate a nuestros números de atención 7711505500 y 7711505499.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *